La leyenda de Lope de Mendoza

Se iba a celebrar una boda de conveniencia entre una chica de la influyente sociedad zafrense con un aristócrata portugués pero ella no quería contraer matrimonio por imposición de su padre,(Lope de Mendoza) ya que estaba enamorada de otra persona. Al no querer casarse, su padre la internó en el convento de Santa Clara durante un tiempo.
Una noche, estando ella en el convento, su amado saltó la tapia del huerto para verla y proponerle la fuga juntos. Ella accede a la petición y al saltar la pared apareció una persona embozada en capa y sombrero, era el padre de la joven, el cual le reprochó diciendo que este joven no poseía dote alguna y que por consiguiente no podía casarse con él. Acto seguido se enzarzaron en un feroz duelo en el que resultó muerto Lope de Mendoza. El joven tuvo que huir de Zafra para escapar de la justicia refugiándose en Madrid, donde le van llegando cartas que le anuncian su próxima muerte. Él pregunta al portero de su casa quién deposita las cartas y este le responde que un extraño personaje con capa y sombrero las trae.
Cuando, según la última carta le quedan dos días de vida, recibe otra en la cual le dice: "Recuerda esta fecha: 7 de Julio de 1619" (fecha en la que mató a Lope). Al llegar esta fecha se encontraba en su lecho y apareció Lope con capa y sombrero que venía a cumplir lo que le anunciaban las cartas. Finalmente, el joven fue hallado muerto sin causas aparentes ese 7 de Julio.