Convento de Santa Catalina

Enfrente se levantan los muros claustrales del convento de dominicas de Santa Catalina de Siena, fundado en 1.500 por la religiosa Inés de Santa Paula. El edificio conventual santacatalinaapenas sufrió cambios durante el siglo XVII y XVIII, y aún mantiene el espíritu de mudejarismo y modestia que se le imprimió cuando fuera levantado a comienzos del siglo XVI. Lo más significativo del convento son las armaduras de madera de su iglesia: una, ochavada, quizá el mejor ejemplar de este tipo en la región, obra de comienzos del Quinientos; y otra, más sencilla con una techumbre de par y nudillo llana, con de lacería en los tirantes.