Garci Laso de la Vega. (1422?-1456)

Hijo de los primeros Señores de Feria, don Gomes I y doña Elvira Laso, vino al mundo en Zafra en torno al año 1422. Era uno más de los numerosos hijos que tuvo el matrimonio. Asistió como testigo a la bendición del espacio del espacio donde se levantaría el convento de Santa Clara, en el año 1430. La quebradiza salud de sus primeros años no fue un obstáculo para su afición al ejercicio ecuestre y por consiguiente a las armas, entrando como escudero de don Rodrigo Manrique, su pariente. En 1434, se encuentra formando parte de las huestes de don Rodrigo en la toma de Huéscar ; toma que supuso para Garci el ser armado caballero de Santiago. Consecuencia de una continuada labor militar, fue la concesión de la Encomienda de Montizón.

Casado, posiblemente, hacia 1445-1450 con Aldonza de Aguilar, tuvieron un hijo al que nombraron igual que al padre, García Laso. Matrimonio y niño que apenas disfrutarán de la presencia del progenitor, a causa de su temprana muerte. Fallecimiento que tendrá lugar, un día del año 1456, cuando se encuentra en una escaramuza sin apenas trascendencia en la Hoya de Baza, cuando un ballestero que le dispara una flecha venenosa, la que se le clava en la garganta produciéndole la muerte entre horribles estertores. Muerte que contrasta con l actitud del monarca, que se recrea en la contemplación de su agonía. Trasladado al convento de Santa Clara, allí reposa; testimonio de ello es la estatua sepulcral a la que acompañan una composición poética de singular belleza.