Hernando Machado. (1557-1630)

Formaba parte de la saga de los Machado asentados en la localidad. Consta que tanto sus padres como sus abuelos eran cristianos viejos, limpios, descendientes de gente honrada, rica y principal. Su familia, además de la notable posición económica que denota el testamento del padre, parece que gozaba de cierta reconocida nobleza.

Concluidos sus estudios iniciales, Hernando pasaría a cursas Leyes en Salamanca, en cuyas aulas coincidió con Pedro de Valencia en los años centrales de la década de los detenta. Una vez finalizados los estudios se instaló en Zafra, donde contrajo matrimonio con Ana Núñez de Chaves.

Tras unos años de permanencia en su villa natal, hasta que en 1591 se embarcó para Indias, al virreinato de Perú. El motivo de su marcha se debe a su nombramiento como Relator de la Audiencia de Quito, en 1589. El motivo de su marcha se debe a su nombramiento como Relator de la Audiencia de Quito, en 1589. Allí desarrollaría una labor que fue alabada de forma casi unánime, por lo que siempre hubo interés en que se mantuviese en aquella Audiencia. Sin embargo, fue nombrado fiscal de la Audiencia de Chile en 1607, a donde llegaría en 1610 y permanecería en este puesto hasta 1620, en que alcanzó el cargo de oidor. En este destino permanecería hasta su muerte. Su estancia en Chile le llevó a conocer las dificultades que en aquellos tiempos padecía esta zona de las Indias, a este periodo corresponde su obra Memorial sobre la guerra de Chile (1621).