Juan Justo García. (1752-1830)

Por satisfacer los deseos de sus padres, comenzó y terminó con notable aprovechamiento la carrera de sacerdote, estudiando también en Salamanca hasta llegar a doctorarse en Derecho. Ordenado de presbítero, se trasladó a Badajoz, donde enseñó ciencias elementales y Matemáticas, adquiriendo fama de profesor insigne. El año de 1774, es nombrado Catedrático de Álgebra en la Universidad de Salamanca por Carlos III; publicando en el año 1782 "Elementos de aritmética, álgebra y geometría". Su adscripción liberal le llevó a ser elegido Diputado a Cortes en 1820, lo que le valió el que Fernando VII le postergara hasta morir en la indigencia.